10 estrategias para reducir los síntomas del TDAH en niños

Por: Mourad Saidi Tallal

Como ya sabréis, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es un trastorno de conducta que aparece en la infancia con los síntomas característicos de incapacidad de concentración, falta de atención, impulsividad e hiperactividad.

Si vuestro hijo es diagnosticado con este trastorno, será el especialista quien indique el tratamiento a seguir. Dicho tratamiento podrá consistir en psicoterapia, terapia farmacológica o una combinación de ambas. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros como padres? Pues bien, paralelamente al tratamiento que esté recibiendo, y con la finalidad de potenciar su eficacia, podemos poner en práctica algunas estrategias que se han mostrado muy útiles:

  1. Estructurar las tareas del niño, ya que suelen mejorar su rendimiento cuando tienen sus tareas bien organizadas (tanto en casa como en la escuela), proporcionándole momentos de descanso entre tareas.
  2. Realizar actividades físicas o deportivas.
  3. Se le debe crear una rutina diaria y explicarle que se espera de él que la cumpla sin dilación, para lo cual se refuerza con elogios, incluso los intentos que no finalizan. Para establecer la rutina, se pueden crear listas y horarios.
  4. Ayudarle a hacer las cosas paso a paso. No darle varias indicaciones juntas o tareas largas, esto es, darle las indicaciones de la siguiente tarea cuando haya finalizado la anterior.
  5. Establecer reglas claras, sencillas y en el menor número posible (con límites firmes, de cumplimiento obligado), y anotarlas en una lista.
  6. Asegurarse que comprende las instrucciones. Para ello, háblale con mensajes cortos y claros, con un tono de voz calmado y mirándole a los ojos. Para asegurarte que ha entendido lo que tiene que hacer, pídele que lo repita en voz alta.
  7. Ignorar sus comportamientos negativos, siempre que sea posible.
  8. Antes de acostarse debe pasar un rato tranquilo, evitándole juegos y actividades estimulantes o estresantes (como ver algunos programas de televisión).
  9. No conviene llevarlo en viajes largos en coche, ni en jornadas de compras muy prolongadas.
  10. No se recomienda el uso de infusiones "tranquilizadoras" ya que, con frecuencia, no solamente no mejoran su atención, sino que a veces la empeora.

Igual tu hijo no padece TDAH y sólo es un poco “nervioso”, las anteriores recomendaciones te serán igualmente útiles.

En el siguiente vídeo (de tan solo 1 minuto) podrás conocer de una manera muy clara qué es el TDAH y qué subtipos existen.

 




Comentarios


Sin Comentarios
Añadir Comentario

* Campo requerido

*
Imagen CAPTCHA para prevenir el uso abusivo
Si no puede leer toda las letras, haga clic aquí.
*
*