Beneficios de la mediación familiar

Por: Eva M. Almansa

El proceso de mediación familiar en sí mismo posee ciertas características que lo acreditan como una forma ventajosa de resolver conflictos que aporta beneficios a las partes implicadas. Proporcionar un espacio neutral de diálogo, fomentar la confianza y el respeto entre las partes, propiciar una nueva forma de relación entre ellas y ser una alternativa a los litigios, son algunos de los objetivos que pretende alcanzar la mediación. En este sentido, ¿qué beneficios aporta la mediación familiar?

mediacion familiar almeria, mediadores almeriaEs un proceso "rápido" con un coste económico bajo.  El proceso de mediación es mucho más económico y tiene una menor duración que los procedimientos judiciales.

Existe mayor garantía de llevar a cabo los compromisos acordados por las partes, debido a que las personas en conflicto son las absolutas protagonistas del proceso de mediación, asumiendo su responsabilidad en el origen del problema, en la búsqueda de soluciones y tomando las decisiones en los acuerdos. El mediador acompaña a las partes y guía el proceso para que se sientan y sean capaces de crear soluciones y tomar decisiones, mientras que en un proceso judicial es el juez quien dicta e impone la sentencia.

Todas las partes ganan. La mediación propicia la fórmula ganar-ganar por lo que existe mayor satisfacción entre las partes, formulando acuerdos duraderos y evitando problemas en el futuro.

Cuida las relaciones aún en los momentos difíciles. Se crea una atmósfera de cooperación entre las partes basada en la comunicación y la expresión de las necesidades de cada una de ellas a través del diálogo. Se trata de un recurso muy útil cuando a pesar de tener conflictos se quiere mantener la relación con la otra parte. Por ejemplo, con el padre/madre de los hijos, con los hermanos o con los padres.

Conlleva menor desgaste emocional que un proceso judicial. El desgaste emocional es mayor cuando se trata de temas familiares, por lo que llegar a acuerdos mediante el diálogo, y con la ayuda del mediador, resulta más sencillo que enfrentarse en un juzgado.

Es un proceso flexible permitiendo adaptar los plazos y la gestión del proceso en función de las necesidades de las partes implicadas en el conflicto.

Permite acuerdos parciales antes de llegar a un juzgado. Por ejemplo, en un divorcio, las partes pueden acudir a mediación para acordar los términos y después acudir al juzgado a ratificar el acuerdo de mediación y formalizar el divorcio.

Es un proceso confidencial. Lo hablado y acordado en las sesiones de mediación, así como la documentación aportada al proceso, son confidenciales. Todo queda entre las partes que acuden a mediación y el mediador. Además, no se puede utilizar la información obtenida en mediación con fines ajenos al proceso y el mediador no podrá actuar como testigo ni como perito de los hechos relativos al proceso de mediación.

La Comisión Europea define la mediación como "la manera más rápida simple y rentable de solución de conflictos, que permite tener en cuenta más aspectos de los intereses de las partes. Ello aumenta la posibilidad de alcanzar un acuerdo que respetarán voluntariamente y preserva una relación amistosa y sostenible entre ellas”

Estos son los beneficios de la mediación, así que sé parte de la solución, no dejes que otros decidan por ti.

 

|Más sobre mediación familiar|



Comentarios


Sin Comentarios
Añadir Comentario

* Campo requerido

*
Imagen CAPTCHA para prevenir el uso abusivo
Si no puede leer toda las letras, haga clic aquí.
*
*